Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 55. Núm. 5.
Páginas 274-276 (Mayo 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 55. Núm. 5.
Páginas 274-276 (Mayo 2019)
Carta Científica
DOI: 10.1016/j.arbres.2018.07.023
Acceso a texto completo
Resultados de una encuesta nacional sobre la situación actual del manejo del derrame pleural
Current Management of Pleural Effusion: Results of a National Survey
Visitas
197
Maribel Botana-Rial
Autor para correspondencia
maria.isabel.botana.rial@sergas.es

Autor para correspondencia.
, Manuel Núñez-Delgado, Virginia Leiro-Fernández, Alberto Fernández-Villar
Unidad de Técnicas Broncopleurales, Servicio de Neumología, Hospital Álvaro Cunqueiro. EOXI de Vigo. Grupo de Investigación PneumoVigoI+i. Instituto Investigación Sanitaria Galicia Sur, Vigo, Pontevedra, España
Este artículo ha recibido
197
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Resultados globales de la encuesta y diferencias en los aspectos organizativos, asistenciales, docentes y de investigación en función de la complejidad del centro
Texto completo
Estimado Director:

El derrame pleural (DP) supone entre el 4 y el 10% de la patología respiratoria en los Servicios de Neumología y afecta a más de 3.000 personas por millón de habitantes1. En la última década se ha producido un avance significativo en técnicas diagnósticas y terapéuticas en esta patología que han permitido modificar los algoritmos de manejo2-5. Sin embargo, en nuestro medio se desconoce cómo se realiza la atención a esta patología. La evaluación mediante encuestas o auditorías clínicas son estrategias destinadas a mejorar la calidad de los procesos y resultados de un servicio clínico. En otros países, como el Reino Unido, algunas sociedades científicas han llevado a cabo auditorías centradas en recoger datos de la práctica clínica, lo que le ha permitido definir y poder evaluar posteriormente áreas de mejora6-8.

Conocer cómo se organiza y los aspectos específicos de la atención a esta patología nos podría ayudar a elaborar recomendaciones para intentar conseguir una asistencia de calidad. Por este motivo, y con el fin de poder evaluar la situación actual de partida, realizamos este estudio. El objetivo principal fue describir la práctica clínica asistencial y conocer datos relacionados con el manejo de pacientes, aspectos de seguridad, ético-legales y sobre actividad docente e investigadora en DP.

De julio a octubre de 2016 llevamos a cabo un estudio transversal multicéntrico a nivel nacional mediante una encuesta dirigida a jefes de servicio de Neumología, responsables o facultativos con dedicación especial a la patología pleural de hospitales de gestión pública, de distintos niveles de complejidad. Este último aspecto se evaluó teniendo en cuenta los criterios utilizados en otros estudios de ámbito nacional9. Se realizó una selección aleatoria de los centros, incluyéndose129. Mediante correo electrónico se contactó con los encuestados, que debían cumplimentarla utilizando una plataforma online. Se incluían 22ítems sobre diferentes aspectos organizativos, asistenciales, docentes y de investigación.

Respondieron a la encuesta 48 (37%) profesionales, 24 (50%) jefes de servicio, 11 (23%) jefes de unidad y 13 facultativos con dedicación especial al DP; 23 (48%) fueron centros de complejidad intermedia (entre 200-500camas y más de 50MIR) y 25 (52%) de alta complejidad (gran dotación tecnológica, más de 500camas y entre 160-300MIR). No respondió la encuesta ningún centro de baja complejidad. En la tabla 1 se representan los resultados sobre los distintos aspectos analizados comparándolos en función de la complejidad del centro.

Tabla 1.

Resultados globales de la encuesta y diferencias en los aspectos organizativos, asistenciales, docentes y de investigación en función de la complejidad del centro

  Ítems  Centros
(n=48) 
Centros de alta complejidada
(n=25) 
Centros de complejidad intermediaa
(n=23) 
pa 
Organización e infraestructurasDisponen de una consulta monográfica de DP  12/48 (25%)  9/25 (36%)  3/23 (13%)  0,06 
Existe una Unidad de Pleura específica  30/48 (62,5%)  18/25 (72%)  12/23 (52,2%)  0,1 
La unidad está integrada en la Unidad de Broncoscopias  22/30 (73,3%)  12/18 (66,6%)  10/12 (83,3%]  0,3 
Dispone de una sala específica de técnicas pleurales  43/48 (89,5%)  23/25 (92%)  20/23 (87%)  0,4 
Comparte salas con unidad de broncoscopias  22/43 (51,1%)  12/23 (51,1%)  10/20 (50%)  0,9 
El estudio del DP se puede realizar de forma ambulatoria  46/48 (95,8%)  25/25 (100%)  21/23 (91,3%)  0,2 
Disponen de ecógrafo propio  36/38 (94,7%)  17/17 (100%)  19/21 (90,5%)  0,2 
Cartera de serviciosSe realizan biopsias pleurales cerradas para estudio de DP  43/47 (91,4%)  25/25 (100%)  18/22 (81,8%)  0,4 
Se realizan biopsias de masas o engrosamientos pleurales  36/47 (76,5%)  19/25 (86,3%)  17/22 (77,2%)  0,8 
Realizan toracoscopia  14/38 (36,8%)  10/17 (58,1%)  4/21 (19%)  0,001 
Se implantan drenajes pleurales convencionales  31/35 (88,5%)  18/20 (90%)  13/15 (86,7%)  0,5 
Se implantan drenajes pleurales tunelizados  19/30 (63,3%)  8/11 (72,7%)  11/19 (57,8%)  0,3 
Se realiza pleurodesis mediante poudrage  12/30 (40%)  9/14 (64,3%)  3/16 (18,8%)  0,01 
Se realiza pleurodesis mediante slurry  26/34 (76,4%)  11/14 (78,6%)  15/20 (75%)  0,5 
Seguridad, aspectos éticos y sedaciónUtilización de guía ecográfica para la realización de procedimientos  19/36 (52,7%)  9/16 (53,3%)  10/20 (50%)  0,4 
Utilización de consentimiento informado en procedimientos  32/36 (88,8%)  14/15 (93,3%)  18/21 (85,7%)  0,4 
Utilización rutinaria de sedación:         
• En toracoscopia médica  14/10 (71,4%)  8/10 (80%)  2/4 (50%)  0,6 
• En catéter tunelizado  7/19 (36,8%)  4/8 (50%)  3/11 (27,3%)  0,3 
• En otros drenajes  7/31 (22,5%)  2/18 (11,1%)  5/13 (38,4%)  0,05 
Docencia, formación e investigaciónImparten cursos acreditados en patología pleural  10/33 (30,3%)  6/14 (42,9%)  4/19 (21,1%)  0,1 
Imparten docencia pregrado  40/46 (86,9%)  19/22 (86,4%)  21/24 (87,5%)  0,6 
Imparten docencia posgrado  33/42 (78,5%)  23/23 (100%)  10/19 (52,6%)  0,001 
Investigadores en proyectos sobre patología pleural propios  13/25 (52%)  8/13 (61,5%)  5/12 (41,7%)  0,2 
Participación en proyectos multicéntricos  13/33 (39,5%)  8/14 (57,1%)  5/19 (26,3%)  0,07 

DP=derrame pleural.

a

p: diferencias entre los centros de alta e intermedia complejidad.

Se evidencian importantes diferencias entre los centros nacionales en la organización de la atención a la patología pleural, relacionadas sobre todo con la complejidad de los centros. Según datos del Libro Blanco de Neumología10, que en 2014 encuestó a casi 500 neumólogos, solo existían agendas específicas de pleura en el 12% de los centros de menos de 750 camas y en el 20% de más de 750. Aunque en nuestra encuesta el 52 y el 72% de los centros de complejidad intermedia y alta, respectivamente, afirmaron disponer de Unidad de Pleura, esta se integraba en la Unidad de Broncoscopias en el 83 y el 66%, respectivamente. Solo el 13% de centros de complejidad intermedia y el 36% de alta complejidad tenían consulta monográfica, resultados similares a los publicados en el Libro Blanco10. En el 96% de los centros el estudio del DP se hace de forma ambulatoria, sin diferencias entre los centros. En un trabajo previo demostramos que este tipo de atención puede hacerse con una alta eficiencia e igual seguridad11.

El número de centros que realiza procedimientos avanzados como toracoscopia o drenaje tunelizado es limitado, especialmente en los centros de complejidad intermedia. Sin embargo, el porcentaje de hospitales que incluyen en su cartera de servicios drenajes convencionales o la pleurodesis mediante talco slurry es mayor, siendo ambos procedimientos alternativas al tratamiento del DP infeccioso o maligno4,5. En el Libro Blanco se describe que un 35% de los neumólogos no realiza ecografía, colocación de tubos, pleurodesis o fibrinólisis10. Aunque los resultados de esta encuesta en alguno de estos ítems son diferentes, es posible que no exista un adecuado registro de algunos procedimientos. Parece necesario centralizar todas las técnicas pleurales y así justificar la creación y el desarrollo de unidades específicas y que se pueda añadir valor incorporando procedimientos más avanzados.

En 2015, la BTS publicó los datos de su segunda auditoría8. Se evidenció una mayor utilización del consentimiento informado y un incremento del uso ecográfico para la inserción de drenajes, pasando del 52 al 69%. El 82% de los hospitales disponía de ecógrafo8. En nuestra encuesta, aunque el 94% de los centros tenían ecógrafo, solo el 52% lo usaban.

Con respecto a otros aspectos, un criterio de calidad en patología pleural es la obtención del consentimiento informado, que fue casi del 90%. El uso de sedación y anestesia ha demostrado disminuir el riesgo de complicaciones y la ansiedad o dolor del paciente12. En nuestro estudio, su indicación fue limitada, especialmente en drenajes pleurales.

Las unidades especializadas en patología pleural suponen el marco perfecto para la formación de los especialistas y desarrollar una investigación clínica y traslacional de calidad13,14. En el programa de formación posgraduada en Neumología se establece que los residentes deben adquirir un alto nivel de competencia en toracocentesis, aunque un reciente estudio demuestra que este grupo de profesionales presenta algunas deficiencias en los conocimientos y ejecución, como en el uso de la anestesia, la realización del procedimiento sin control ecográfico y el procesamiento de las muestras15. Esta encuesta subraya la necesidad de mejorar la formación sobre el manejo diagnóstico y terapéutico del DP, particularmente la manera en que se realizan las toracocentesis15. Otro de los ítems estudiados fue sobre formación y docencia. Solo el 30% de los centros encuestados impartían cursos acreditados, siendo ligeramente superior en los centros de alta complejidad. Con respecto a la docencia, esta se correlacionó con la complejidad del hospital, especialmente en la docencia posgrado. La investigación se traduce en mejora de la calidad asistencial y es un objetivo corporativo, al igual que la asistencia, la docencia y la gestión. El número de proyectos de investigación propios fue escaso, al igual que la investigación multicéntrica.

Aunque las unidades pleurales han demostrado un manejo efectivo del paciente con patología pleural, la estandarización en la práctica clínica entre los centros es difícil. Debemos ofrecer mejores programas de formación y que el manejo del paciente con DP sea más homogéneo y adecuándose a los estándares recomendados por las sociedades científicas y a las guías de práctica clínica4,5,12. Es necesario fomentar la elaboración de planes de calidad y estrategias de mejora avaladas por las sociedades científicas.

Una limitación de este estudio fue el bajo porcentaje de profesionales que contestaron la encuesta, similar a trabajos de las mismas características. Aunque es posible que un estudio más amplio podría permitir realizar una mejor comparación entre la atención de estos pacientes en centros de la misma complejidad asistencial y establecer recomendaciones para una mejor gestión de estos procesos, creemos que este trabajo aporta información valiosa para todos los profesionales interesados en la patología pleural.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses relacionado directa o indirectamente con los contenidos del manuscrito.

Agradecimientos

Dr. Víctor del Campo Pérez, Medicina Preventiva, Hospital Álvaro Cunqueiro, PII de Neumología Intervencionista-SEPAR.

Bibliografía
[1]
J.M. Porcel, A. Esquerda, M. Vives, S. Bielsa.
Etiología del derrame pleural: análisis de más de 3.000 toracocentesis consecutivas.
Arch Bronconeumol, 50 (2014), pp. 161-165
[2]
S. Gasparini, M. Bonifazi.
Pleural diseases.
Curr Opin Pulm Med, 23 (2017), pp. 269-274
[3]
J. Akulian, D. Feller-Kopman.
The past, current and future of diagnosis and management of pleural effusion.
J Thorac Dis, 7 (2015), pp. S329-S338
[4]
V. Villena Garrido, E. Cases Viedma, A. Fernández-Villar, A. de Pablo Gafas, E. Pérez Rodrígez, J.M. Porcel Pérez, et al.
Normativa sobre el diagnóstico y tratamiento del derrame pleural. Actualización.
Arch Bronconeumol, 50 (2014), pp. 235-249
[5]
L. Ferreiro, M.E. Toubes, L. Valdés.
Utilidad de la ultrasonografía en la enfermedad pleural.
Arch Bronconeumol, 53 (2017), pp. 659-666
[6]
A.D.P. Walshe, J.G. Douglas, K.M. Kerr, M.E. Mckean, D.J. Godden.
An audit of the clinical investigation of pleural effusion.
Thorax, 47 (1992), pp. 734-737
[7]
C. Hooper, N. Maskell.
Brithish Thoracic Society national pleural procedures audit 2010.
Thorax, 66 (2011), pp. 636-637
[8]
C.E. Hooper, S.A. Welham, N.A. Maskell.
Pleural procedures and patient safety: A national BTB audit of practice.
Thorax, 70 (2015), pp. 189-191
[9]
F. Pozo Rodríguez, A. Castro Acosta, C. Melero Moreno, A. Capalastegui, C. Esteban, C. Hernández Carcereny, et al.
Auditoría clínica de los pacientes hospitalizados por exacerbación de EPOC en España (estudio AUDIPOC): método y organización del trabajo.
Arch Bronconeumol, 46 (2010), pp. 349-357
[10]
P. De Lucas Ramos, J.M. Rodríguez-Moro.
Libro Blanco. La Neumología en España.
Respira. Fundación Española del Pulmón. SEPAR, (2015),
[11]
M. Botana Rial, V. Leiro Fernández, C. Represas Represas, A. Pallarés Sanmartín, V. del Campo Pérez, A. Fernández-Villar.
Estudio de coste-efectividad del manejo diagnóstico del derrame pleural en una unidad de patología pleural ambulatoria.
Arch Bronconeumol, 46 (2012), pp. 473-478
[12]
T. Havelock, R. Teoh, D. Laws, F. Gleeson.
BTS pleural disease guideline group. Pleural procedures and thoracic ultrasound: British Thoracic Society Pleural Disease Guideline 2010.
Thorax, 65 (2010), pp. ii61-ii76
[13]
C.E. Hooper, Y.C. Lee, N.A. Maskell.
Setting up a specialist pleural disease service.
Respirology, 15 (2010), pp. 1028-1036
[14]
M. Botana-Rial, Al. Fernández-Villar.
La importancia de las unidades especializadas en patología pleural para la formación posgraduada.
Rev Clin Esp, 216 (2016), pp. 474-480
[15]
J.M. Porcel, E. Cases-Viedma, S. Bielsa.
Una encuesta a médicos residentes sobre la realización de toracocentesis diagnósticas y terapéuticas: ¿una laguna en la formación?.
Rev Clin Esp, 216 (2016), pp. 474-480
Copyright © 2018. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.