Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas 418 (Agosto 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas 418 (Agosto 2006)
DOI: 10.1157/13091654
Acceso a texto completo
Secreción inapropiada de hormona antidiurética en la nocardiosis pulmonar
Inappropriate Antidiuretic Hormone Secretion in Pulmonary Nocardiosis
Visitas
8090
Gemma Mencía Sáncheza, Francisco Carrión Valerob
a Servicio de Alergolog??a. Hospital Cl??nico Universitario de Valencia. Valencia. Espa??a
b Servicio de Neumolog??a. Hospital Cl??nico Universitario de Valencia. Valencia. Espa??a
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Sr. Director: El género Nocardia incluye varias especies que se han implicado en la infección humana1-3. Por su rareza, presentamos el caso de una paciente con infección pulmonar por Nocardia asteroides que desarrolló una hiponatremia grave por síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética (SIADH).

Mujer de 81 años, con antecedentes de hipertensión arterial, hipercolesterolemia, tuberculosis pulmonar en la infancia, bronquiectasias y depresión. Acudió a nuestro centro por presentar en los 4 días previos disnea de pequeños esfuerzos, tos y expectoración amarillenta. En la exploración física estaba consciente y orientada, afebril y normotensa. La auscultación pulmonar mostraba sibilantes bilaterales. No había edemas y la exploración abdominal y la neurológica estaban dentro de la normalidad. En la gasometría arterial el pH era de 7,37, la presión arterial de oxígeno de 55 mmHg, la presión arterial de anhídrido carbónico de 45 mmHg y la saturación de oxígeno del 88%. El análisis de sangre mostraba leucocitosis (29.800 leucocitos/µl) con fórmula normal y sodio de 128 mEq/l; el resto de las determinaciones estaba dentro de los límites de referencia. La radiografía de tórax puso de manifiesto lesiones residuales de su antigua tuberculosis en el lóbulo superior derecho y un nuevo infiltrado pulmonar en lóbulo inferior izquierdo (fig. 1). En el esputo se aisló N. asteroides sensible a los antibióticos testados; el resto de las determinaciones microbiológicas fue negativo.

Fig. 1. Radiografía posteroanterior de tórax, donde se observan lesiones residuales de antigua tuberculosis en el lóbulo superior derecho y un nuevo infiltrado pulmonar en el lóbulo inferior izquierdo

La paciente recibió, entre otros, tratamiento antibiótico (cotrimoxazol, imipenem, meropenem y aminoglucósidos). Se produjo una mejoría inicial, pero en los días siguientes presentó decaimiento e hiponatremia grave (sodio: 116 mEq/l) por SIADH (osmolalidad plasmática: 246 mOsm/kg; osmolalidad urinaria: 421 mOsm/kg; sodio urinario: 169 mEq/l). La tomografía axial computarizada (TAC) craneal no mostró hallazgos patológicos. Con restricción de líquidos y perfusión de suero salino hipertónico al 3%, mejoraron las cifras de sodio plasmático, pero a los 27 días de hospitalización la paciente presentó una parada cardiorrespiratoria que no respondió a las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

N. asteroides es un bacilo irregularmente grampositivo, ramificado y parcialmente ácido-alcohol resistente, inmóvil, no capsulado, aerobio estricto y productor de catalasa y superóxido dismutasa3. El 90% produce betalactamasas3. No forma parte de la flora comensal humana y suele constituir colonias con un olor característico a tierra mojada3.

La nocardiosis pulmonar se adquiere por inhalación y se comporta como una infección subaguda o crónica. En el 15-40% de los casos presenta diseminación hematógena preferentemente cerebral (abscesos cerebrales múltiples) y cutánea2,3. Su diagnóstico es difícil porque los síntomas suelen ser inespecíficos1,3. El 80-90% de los pacientes diagnosticados de nocardiosis pulmonar posee algún factor predisponente, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquiectasias o tuberculosis antigua, como sucedía en el caso de nuestra paciente. En este sentido, en un estudio de 129 muestras positivas para Nocardia, Ferrer et al4 observaron que gran parte de los infectados padecía bronquiectasias y recibía tratamiento prolongado con corticoides. En los últimos años se ha apuntado un aumento de la prevalencia de la nocardiosis pulmonar, entre otras razones, por el aumento de la supervivencia de pacientes inmunodeprimidos. La mortalidad global puede ser elevada3.

El SIADH es una secreción mantenida e inapropiada de la hormona, en ausencia de estímulos osmóticos y no osmóticos y de cualquier otra causa de hiponatremia. Se excreta orina concentrada, a pesar de la hipoosmolalidad existente en el plasma5. En el año 1999 Rámila et al6 comunicaron el primer caso de una paciente con nocardiosis pulmonar que se manifestó con SIADH, con fatal desenlace a pesar del tratamiento. La TAC craneal y la autopsia pusieron de manifiesto abscesos cerebrales por Nocardia. En nuestro conocimiento, el actual es el segundo caso comunicado de SIADH en un paciente con nocardiosis pulmonar, aunque, a diferencia del anterior, en nuestro caso sin evidencia en la TAC craneal de alteraciones en el sistema nervioso central.


VI Congreso Nacional del Comité Nacional de Prevención y Tratamiento del Tabaquismo

Logroño, 26-28 de octubre de 2006

Secretaría técnica:

Viajes Iberia Congresos

C/ Tetuán, 24. 41001 Sevilla. España.

Tel. 954 224 095. Fax. 954 210 215

Correo electrónico: congresos.sevilla@viajesiberia.com 

http://www.congresocnpt2006.com/  

Bibliografía
[1]
Ferreres Franco J, Blanquer Olivas J, Dosdá Muñoz R, Carbonell Monleón N, Moreno Clari E, Pérez Sancho E..
Síndrome de distrés respiratorio agudo provocado por nocardiosis pulmonar en un paciente con lupus eritematoso sistémico..
Arch Bronconeumol, 41 (2005), pp. 290-2
[2]
Pintado V, Gómez-Mampaso E, Fortún J, Meseguer MA, Cobo J, Navas E, et al..
Infection with Nocardia species: clinical spectrum of disease and species distribution in Madrid, Spain 1978-2001..
Infection, 30 (2002), pp. 338-40
[3]
Nocardiosis pulmonar. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2002;20 Supl 1:1-7.
[4]
Ferrer A, Llorenç V, Codina G, De Gracia-Roldán J..
Nocardiosis y bronquiectasias..
??Una asociaci??n infrecuente? Enferm Infecc Microbiol Clin, 23 (2005), pp. 62-6
[5]
Medicina interna. 15.a ed. Madrid: Elsevier Espa??a, S.A.; 2004. p. 2049-50.
[6]
Rámila E, Martino R, Santamaría A, Sierra J..
Inappropriate secretion of antidiuretic hormone as the initial sign of central nervous system progression of nocardiosis in a patient with chronic lymphocytic leukemia..
Haematologica, 84 (1999), pp. 1155-6
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.