Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 51. Núm. 6.
Páginas 308-309 (Junio 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 51. Núm. 6.
Páginas 308-309 (Junio 2015)
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.arbres.2014.08.006
Acceso a texto completo
Hipertensión arterial pulmonar en cardiopatías congénitas con cortocircuito izquierda-derecha
Pulmonary arterial hypertension in congenital heart defects with left-to-right shunt
Visitas
...
Efrén Martínez-Quintanaa,
Autor para correspondencia
efrencardio@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Fayna Rodríguez-Gonzálezb
a Servicio de Cardiología, Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, Las Palmas de Gran Canaria, España
b Servicio de Oftalmología, Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

Hemos leído con interés el artículo publicado por Hernández Vázquez et al.1 titulado conexión venosa pulmonar anómala parcial con hipertensión pulmonar. Sin embargo, tras su lectura, nos gustaría hacer algunas consideraciones que creemos de interés.

En primer lugar, las cardiopatías con cortocircuito izquierda-derecha y sobrecarga de volumen, como la conexión o drenaje venoso pulmonar anómalo parcial (DVPAP) y la comunicación interauricular (CIA), rara vez desarrollan hipertensión arterial pulmonar (HTP) significativa2 a diferencia de lo que los autores parecen reflejar en su discusión. Los pacientes con DVPAP suelen tener la presión arterial pulmonar normal a menos que tengan 2 venas pulmonares con retorno anómalo o se asocien a una CIA tipo seno venoso con un flujo pulmonar 1,5 veces mayor que el flujo sistémico (Qp/Qs>1,5/1), a pesar de lo cual el desarrollo de HTP severa es muy infrecuente (menor del 5%) estando en relación a predisposiciones genéticas similares a las de la HTP primaria que a la propia cuantía del cortocircuito3. Por el contrario, cuando el cortocircuito izquierda-derecha se asocia a sobrecarga de volumen y sobrecarga de presión (comunicación interventricular, ductus arterioso persistente, ventana aorto-pulmonar y tronco arterioso común) el desarrollo de HTP severa es frecuente si el defecto es grande y no es corregido en el primer año de vida. Así pues, en los cortocircuitos que solo tienen sobrecarga de volumen lo típico es encontrar adultos asintomáticos u oligoasintomáticos con dilatación de las cavidades derechas y presiones pulmonares ligera o moderadamente elevadas mientras que en los cortocircuitos con sobrecarga de volumen y sobrecarga de presión encontramos presiones pulmonares a nivel sistémico o suprasistémico con inversión del cortocircuito (síndrome de Eisenmenger).

En segundo lugar, en aquellos pacientes con DVPAP que tengan HTP significativa deben descartarse otras enfermedades como causa de esta. Entre ellas enfermedades respiratorias, apnea obstructiva del sueño, conectivopatías, tromboembolismo crónico, hipertensión portal, infección por el virus de inmunodeficiencia humano, consumo de tóxicos y anorexígenos y enfermedad cardiaca izquierda. En este último contexto, los pacientes con múltiples factores de riesgo cardiovascular, como es el caso del artículo, o enfermedad coronaria (no especificado por los autores) podrían desarrollar disfunción diastólica del ventrículo izquierdo e hipertensión arterial pulmonar secundaria aún sin datos evidentes de insuficiencia cardiaca4. En estos casos hemos de tener especial precaución ya que el DVPAP ayuda a descomprimir la aurícula izquierda y la corrección total del defecto podría conducir a un aumento súbito de la presión venosa pulmonar y a la aparición de edema pulmonar5.

Por último, añadir que antes de llevar a cabo la corrección de un DVPAP o una CIA debemos realizar un estudio de las resistencias y presiones vasculares pulmonares y sistémicas para no convertir un síndrome de Eisenmenger en una enfermedad con una evolución similar a la de la HTP primaria y por consiguiente con un peor pronóstico3,5.

Financiación

Ninguno de los autores ha recibido financiación.

Autorías

Todos los autores han participado en la interpretación de los datos, la redacción del artículo y la aprobación final de la versión a publicar.

Conflicto de intereses

No existe conflicto de intereses por parte de los autores.

Bibliografía
[1]
J. Hernández Vázquez, J. de Miguel Díez, C. de Cortina Camarero.
Partial anomalous pulmonary venous connection with pulmonary hypertension.
Arch Bronconeumol, (2014),
[2]
A. Sánchez-Recalde, J.M. Oliver, G. Galeote, A. González, L. Calvo, S. Jiménez-Valero, et al.
Atrial septal defect with severe pulmonary hypertension in elderly patients: Usefulness of transient balloon occlusion.
Rev Esp Cardiol, 63 (2010), pp. 860-864
[3]
H. Baumgartner, P. Bonhoeffer, N.M. de Groot, F. de Haan, J.E. Deanfield, N. Galie, Task Force on the Management of Grown-up Congenital Heart Disease of the European Society of Cardiology (ESC); Association for European Paediatric Cardiology (AEPC); ESC Committee for Practice Guidelines (CPG), et al.
ESC Guidelines for the management of grown-up congenital heart disease (new version 2010).
Eur Heart J, 31 (2010), pp. 2915-2957
[4]
M.M. Hoeper, J.A. Barberà, R.N. Channick, P.M. Hassoun, I.M. Lang, A. Manes, et al.
Diagnosis, assessment, and treatment of non-pulmonary arterial hypertension pulmonary hypertension.
J Am Coll Cardiol, 54 (2009), pp. S85-S96
[5]
K. Dimopoulos, S.J. Wort, M.A. Gatzoulis.
Pulmonary hypertension related to congenital heart disease: A call for action.
Eur Heart J, 35 (2014), pp. 691-700
Copyright © 2014. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?