Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 52. Núm. 2.
Páginas 59-60 (Febrero 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 52. Núm. 2.
Páginas 59-60 (Febrero 2016)
Editorial
DOI: 10.1016/j.arbres.2015.10.008
Acceso a texto completo
¿Cómo podemos identificar a los pacientes con fenotipo mixto asma-EPOC (ACOS) en la práctica clínica?
How can we identify patients with asthma-COPD overlap syndrome in clinical practice?
Visitas
...
Miriam Barrechegurena,b, Cristina Esquinasa,b, Marc Miravitllesa,b,
Autor para correspondencia
mmiravitlles@vhebron.net

Autor para correspondencia.
a Servicio de Neumología, Hospital Universitari Vall d’Hebron, Barcelona, España
b Ciber de Enfermedades Respiratorias (CIBERES)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

En una reciente reunión de consenso en la que participaron 26 especialistas españoles, el 85% opinaba que existía lo que llamamos el fenotipo mixto EPOC-asma o por el inglés asthma-COPD overlap syndrome (ACOS). Sin embargo, hubo un menor consenso sobre qué características definían este fenotipo, y cómo se podía identificar en la práctica clínica habitual1.

La necesidad de ponernos de acuerdo en lo que significa el ACOS ya originó una primera reunión de consenso destinada a definir el ACOS como un fenotipo de la EPOC. Esta necesidad surgió de la acumulación de evidencia de que existen pacientes con EPOC que presentan características asmáticas, y que esto implica una mejor respuesta al tratamiento con corticosteroides inhalados (ICS). En esta reunión se consensuaron una serie de criterios mayores y menores para el diagnóstico de ACOS2; sin embargo, estudios posteriores han demostrado que estos criterios son excesivamente restrictivos, y que su aplicación identifica tan solo una pequeña parte de los pacientes que pueden presentar un ACOS3.

Si los criterios del consenso español son excesivamente restrictivos, los criterios recientes de la Global Initiative for Asthma (GINA) y la Global Initiative for Obstructive Lung Disease (GOLD) resultan imprecisos y ambiguos. Se trata de una lista de características asociadas al asma, y otra lista de características asociadas a la EPOC, para que el médico marque con una cruz aquellas que presenta su paciente, y si el número de cruces es similar en ambas listas es que probablemente estemos ante un ACOS4. No se indica cuántas cruces son necesarias, y todas ellas tienen la misma importancia, a pesar de que no todas las características tienen el mismo valor a la hora de identificar el asma o la EPOC. Si volvemos a la opinión de los participantes en el consenso español, los criterios diagnósticos de ACOS más relevantes fueron para un 88% el diagnóstico previo de asma en un paciente con EPOC, para el 73% un tabaquismo significativo y para el 69% un FEV1/FVC posbroncodilatador inferior a 0,71. En cambio, otras características incluidas en el documento GINA-GOLD como los síntomas respiratorios o la variabilidad diurna en estos síntomas4 no aparecían entre los criterios propuestos por los especialistas españoles1,5.

Desde el punto de vista de la EPOC, el diagnóstico de ACOS se basa en la presencia de características propias del asma en un paciente con EPOC. En cambio, desde el punto de vista del asma parece que la identificación del ACOS no está tan clara. En este sentido no podemos diagnosticar como ACOS a un paciente asmático solamente por presentar una obstrucción no completamente reversible al flujo aéreo (FEV1/FVC posbroncodilatador inferior a 0,7). Si este paciente asmático no ha fumado nunca se tratará de un asmático crónico, grave, o no completamente reversible, pero un asmático. Del mismo modo un asma neutrofílica seguirá siendo un asma, pero no un ACOS.

En cualquier caso, para diagnosticar un ACOS es necesario que exista un solapamiento entre EPOC y asma, de forma que debemos ser capaces de identificar la EPOC y el asma en un paciente candidato a este diagnóstico. El tipo de paciente con ACOS más habitual es un asmático que es o ha sido fumador importante, y desarrolla una limitación no completamente reversible al flujo aéreo. En este caso el tabaquismo no cura el asma, sino que es un factor de riesgo añadido para el desarrollo de obstrucción al flujo aéreo no completamente reversible con una base inflamatoria asmática. Otro patrón frecuente es el individuo fumador con EPOC que presenta unas características que nos recuerdan al asma como una gran reversibilidad de la obstrucción al flujo aéreo, signos de atopia, rinitis y/o marcada eosinofília periférica6. Es posible que se trate también de un asmático fumador, aunque tal vez leve, o que no haya sido diagnosticado previamente. A pesar de estas consideraciones, curiosamente un 31% de los participantes en el consenso español no consideraron la obstrucción no completamente reversible al flujo aéreo un criterio esencial para el diagnóstico del ACOS1.

Desde un punto de vista clínico, la identificación del ACOS en pacientes previamente etiquetados como asmáticos no tiene ningún impacto, ya que su tratamiento es el correspondiente al asma. En cambio, en la EPOC va a implicar la introducción de los ICS desde el momento del diagnóstico (asociados a un broncodilatador de larga duración), lo que supone un aspecto diferencial muy importante respecto al resto de pacientes con EPOC. Este fue el motivo de introducir el ACOS como uno de los fenotipos clínicamente relevantes en la Guía Española de la EPOC (GesEPOC)7.

Cada vez existe más consenso sobre la limitada eficacia de los ICS en la EPOC, y se reconoce la necesidad de identificar a los respondedores para evitar el sobretratamiento8. Los pacientes con ACOS son buenos respondedores a ICS debido a que se caracterizan por un predominio de inflamación eosinofílica, y la inflamación eosinofílica bronquial en la EPOC ha demostrado ser un excelente predictor de la respuesta a ICS. No obstante, la dificultad de analizar la eosinofilia en esputo en la práctica asistencial diaria ha despertado el interés por el valor que pueda tener la eosinofília periférica como predictor de la respuesta a ICS. En un análisis post hoc de los resultados de 2 ensayos clínicos se observó que la eficacia en la reducción de las agudizaciones de la EPOC de un ICS (furoato de fluticasona) añadido a un broncodilatador (vilanterol) tenía una relación dosis-respuesta con la concentración de eosinófilos en sangre9. Si estos resultados se confirman en estudios prospectivos diseñados con este objetivo, tal vez asistiremos al final del ACOS; ya que carecerá de utilidad al ser sustituido por la «EPOC eosinofílica» como identificador de los pacientes con EPOC que responden a ICS. Hasta que ese momento llegue lo que podemos aconsejar es que se pregunte siempre a los pacientes con EPOC por el antecedente de asma (o de síntomas asmáticos), ya que puede ser un indicador útil de la necesidad de ampliar el estudio para diagnosticar un posible ACOS10.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses con relación al manuscrito.

Bibliografía
[1]
M. Miravitlles, B. Alcázar, F.J. Álvarez, T. Bazús, M. Calle, C. Casanova, et al.
What pulmonologists think about the asthma-COPD overlap syndrome (ACOS).
Int J Chron Obst Pulm Dis, 10 (2015), pp. 1321-1330
[2]
J.J. Soler-Cataluña, B. Cosío, J.L. Izquierdo, J.L. López-Campos, J.M. Marín, R. Agüero, et al.
Consensus document on the overlap phenotype COPD-asthma in COPD.
Arch Bronconeumol, 48 (2012), pp. 331-337
[3]
B.G. Cosio, J.B. Soriano, J.L. López-Campos, M. Calle-Rubio, J.J. Soler-Cataluna, J.P. de-Torres, et al.
Defining the Asthma-COPD overlap syndrome in a COPD cohort.
[4]
GINA-GOLD. Diagnosis of disease of chronic airflow limitation: Asthma, COPD and asthma-COPD overlap syndrome (ACOS) [consultado 5 Jul 2015]. Disponible en: http://www.goldcopd.org/asthma-copd;1; overlap.html
[5]
A. Fernández-Villar, J.L. López-Campos.
Mixed COPD-asthma Phenotype: ACOS or CAOS? A Reflection on Recent Guidelines and Recommendations.
[6]
M. Barrecheguren, C. Esquinas, M. Miravitlles.
The asthma-chronic obstructive pulmonary disease overlap syndrome (ACOS): Opportunities and challenges.
Curr Opin Pulm Med, 21 (2015), pp. 74-79
[7]
M. Miravitlles, J.J. Soler-Cataluña, M. Calle, J. Molina, P. Almagro, J.A. Quintano, et al.
Spanish Guideline for COPD (GesEPOC). Update 2014.
Arch Bronconeumol, 50 (2014), pp. S1-S16
[8]
B. Alcázar Navarrete, C. Casanova, M. Miravitlles, P. de Lucas, J.A. Riesco, J.M. Rodríguez González-Moro.
Correct use of inhaled corticosteroids in chronic obstructive pulmonary disease: A consensus document.
Arch Bronconeumol, 51 (2015), pp. 193-198
[9]
Pascoe S, Locantore N, Dransfield M, Barnes NC, Pavord ID. Blood eosinophil counts, exacerbations and response to the addition of inhaled fluticasone furoate to vilanterol in patients with chronic obstructive pulmonary disease: A secondary analysis of data from two parallel randomized controlled trials. Lancet Respir Med. 2015;3:435–42.
[10]
M. Barrecheguren, M. Román-Rodríguez, M. Miravitlles.
Is a previous diagnosis of asthma a reliable criterion for asthma-COPD overlap syndrome (ACOS) in a patient with COPD?.
Int J Chron Obstruct Pulmon Dis, 10 (2015), pp. 1745-1752
Copyright © 2015. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.