Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 51. Núm. 5.
Páginas 211-212 (Mayo 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 51. Núm. 5.
Páginas 211-212 (Mayo 2015)
Editorial
DOI: 10.1016/j.arbres.2015.02.004
Acceso a texto completo
Morbilidad, mortalidad y supervivencia en las resecciones pulmonares en el carcinoma broncogénico
Morbidity, mortality and survival after surgery for lung cancer
Visitas
3289
Jorge Freixinet Gilart
Autor para correspondencia
, Pedro Miguel Rodríguez Suárez
Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas de Gran Canaria, Isla de Gran Canaria, España
Contenido relaccionado
Arch Bronconeumol. 2015;51:219-2210.1016/j.arbres.2014.07.008
María Rodríguez, María Teresa Gómez Hernández, Nuria M. Novoa, José Luis Aranda, Marcelo F. Jiménez, Gonzalo Varela
Arch Bronconeumol. 2015;51:223-610.1016/j.arbres.2014.09.007
María Rodríguez, María Teresa Gómez Hernández, Nuria M. Novoa, José Luis Aranda, Marcelo F. Jiménez, Gonzalo Varela
Este artículo ha recibido
3289
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Introducción

Las resecciones pulmonares mayores, especialmente la lobectomía, han tenido un gran desarrollo, siendo en la actualidad intervenciones muy frecuentes en los Servicios de Cirugía Torácica. Su análisis puede representar un buen reflejo de la calidad de un Servicio y, de hecho, han sido motivo de atención especial en los procesos de benchmarking entre Servicios1. Existen circunstancias especiales en las que dichas intervenciones pueden generar controversia. Algunas de estas son abordadas por los artículos que se comentan2,3.

Cirugía de resección pulmonar en octogenarios

En las últimas décadas ha habido un aumento importante en la esperanza de vida de la población. En edad superior a 70 años, la incidencia y mortalidad por carcinoma broncogénico (CB) es muy elevada y una de las cuestiones más debatidas en su cirugía es la edad como factor limitante. En concreto, se establece como materia de discusión la edad de 80 o más años, edad en la que se diagnostican un buen número de CB, muchos de ellos en estadios precoces y, por tanto, susceptibles de ser intervenidos con intención curativa. A pesar de que hay autores que han estudiado este tema y han concluido que los pacientes octogenarios pueden ser sometidos a una resección pulmonar con una morbimortalidad similar al del resto de la población2,4,5, es evidente que los pacientes ancianos tienen una mayor labilidad. Existen trabajos que dan cifras de mayor mortalidad, en estos pacientes de mayor edad, cuando son sometidos a una resección pulmonar mayor. El tema, por tanto, sigue estando a debate. Los resultados del estudio de Rodríguez et al. se hallan en concordancia con las series que no establecen diferencias de riesgo operatorio por la edad, demostrando una igualdad en cuanto a complicaciones postoperatorias cardiorrespiratorias y mortalidad4–6. No obstante, el modelo de regresión logística utilizado ha hallado diferencias significativas en cuanto al FEV1ppo%, lo que viene a confirmar que, al igual que en la población general, debe evitarse, en lo posible, la resección de mayor cantidad de parénquima que puede dar lugar a más incidencia de complicaciones postoperatorias y menor calidad de vida.

Otra cuestión muy importante a considerar, es la actitud de los pacientes ante la intervención. Hay pocos artículos que estudien a fondo esta cuestión, pero es un hecho cotidiano que los pacientes ancianos no afrontan igual la enfermedad que los más jóvenes y, a menudo, se preguntan sobre el auténtico valor de una cirugía invasiva teniendo una expectativa de vida limitada. Es importante, por tanto, una reflexión conjunta entre cirujano y paciente, hablando claramente de las complicaciones que pueden surgir y de la calidad de vida posterior esperable. La selección de los pacientes candidatos a una resección pulmonar mayor debe ser especialmente cuidadosa en los pacientes octogenarios4. A la hora de plantear la cirugía, las resecciones videotoracoscópicas pueden representar una mejoría en cuanto a las complicaciones postoperatorias y supervivencia de estos pacientes7,8. También se debe considerar la alternativa de realizar, siempre que sea posible, una resección sublobar o segmentectomía videotoracoscópica, intervención que ha demostrado muy buenos resultados en CB en estadios I de tamaño inferior a 2cm9,10.

La neumonectomía y sus posibles alternativas

La neumonectomía es una intervención que provoca una elevada incidencia de complicaciones y de mortalidad postoperatoria11,12, que supera, hasta en 3 veces, la de la lobectomía. Los problemas postoperatorios se centran, sobre todo, en la presencia de fístulas broncopleurales y en las complicaciones cardiorrespiratorias12. Una vez superada la etapa postoperatoria inmediata, la intervención da lugar a cambios fisiológicos que afectan, de forma importante, a la calidad de vida y mortalidad de los pacientes neumonectomizados, lo que ha sido puesto de manifiesto en diversos trabajos, especialmente en el estudio de Deslauriers et al.13. Resulta interesante analizar, de forma comparativa, la neumonectomía con la lobectomía en casos de CB en estadio IB. En la resección pulmonar en este tipo de tumores, puede entrar en juego la habilidad y experiencia quirúrgica del cirujano. Evitar la realización de una neumonectomía, utilizando técnicas conservadoras de parénquima, tipo angioplastia y broncoplastia puede resultar muy importante para la evolución futura del paciente14,15. Un paso más en este tipo de cirugía ha sido la utilización de injertos criopreservados. A pesar de ser procedimientos técnicamente complejos, no han tenido mayor morbimortalidad en los grupos que han publicado su experiencia16. De hecho, como también se señala en el artículo que comentamos, desciende el número de neumonectomías, conforme se va ganando experiencia en un Servicio3.

Hay, no obstante, algunas ocasiones en las que la neumonectomía es inevitable, como en situaciones en las que hay afectación hiliar o de la cisura mayor, que hace imposible la lobectomía. En estos casos, no solamente puede jugar como factor de mal pronóstico la intervención, sino que la propia invasión tumoral de la cisura es, a juicio de algunos autores, un factor de mal pronóstico, por tratarse de neoplasias de comportamiento más agresivo17,18.

La neumonectomía en pacientes ancianos

Este segundo estudio que se comenta, entronca con el primero en una cuestión que también ha sido muy debatida en la literatura de la especialidad, la realización de neumonectomías en edad avanzada. Una mayor edad, y un menor FEV1, junto a una resección pulmonar completa, han producido una menor supervivencia y calidad de vida en la serie de Rodríguez et al. Este tema es interesante porque hay bastantes estudios que desaconsejan, de forma explícita, la realización de neumonectomías en pacientes octogenarios5, o las catalogan de muy alto riesgo4. Cobra también valor, en estos casos, la utilización de técnicas quirúrgicas de mínima invasión y las alternativas a la neumonectomía, ya comentadas.

Conclusiones

En estos trabajos existen limitaciones, como la ausencia de valoración de la DLCO en la primera parte de la serie, una cifra limitada de casos y la poca información en cuanto a la indicación de la neumonectomía. Podría ser de interés un abordaje multicéntrico de estos problemas, que podría ayudar a responder algunas de las preguntas sobre cirugía del CB que siguen sin estar contestadas.

Bibliografía
[1]
J. Freixinet, G. Varela, L. Molins, J.J. Rivas, J.M. Rodríguez Paniauga, P. López de Castro, et al.
Benchmarking in thoracic surgery.
Eur J Cardiothorac Sug, 40 (2011), pp. 124-129
[2]
M. Rodríguez, M.T. Gómez, N.M. Novoa, J.L. Aranda, M.F. Jiménez, G. Varela.
Morbimortalidad de la resección pulmonar en octogenarios con cáncer de pulmón.
[3]
M. Rodríguez, M.T. Gómez, N.M. Novoa, J.L. Aranda, M.F. Jiménez, G. Varela.
La neumonectomía ofrece menor supervivencia a los pacientes con carcinoma de pulmón en estadio patológico IB.
[4]
M. Guerra, P. Neves, J. Miranda.
Surgical treatment of non-small-cell lung cancer in octogenarians.
Interact Cardiovasc Thorac Surg, 16 (2013), pp. 673-680
[5]
S. Pagni, J.A. Federico, R.B. Ponn.
Pulmonary resection for lung cancer in octogenarians.
Ann Thorac Surg, 63 (1997), pp. 785-789
[6]
O. Fanucci, M.C. Ambrogi, P. Dini, M. Lucchi, F. Melfi, F. Davini, et al.
Surgical treatment of non-small cell lung cancer in octogenarians.
Interact Cardiovasc Thorac Surg, 12 (2011), pp. 749-753
[7]
J.L. Port, F.M. Mirza, P.C. Lee, S. Paul, B.M. Stile, N.K. Altorki.
Lobectomy in octogenarians with non-small cell lung cancer: Ramifications of increasing life expectancy and the benefits of minimally invasive surgery.
Ann Thorac Surg, 92 (2011), pp. 1951-1957
[8]
P. Saha, M. Bender, V.A. Ferraris, D.L. Davenport.
Surgical treatment of lung cancer in octogenarians.
South Med J, 106 (2013), pp. 356-361
[9]
M. Okada, T. Koike, M. Higashiyama, Y. Yamato, K. Kodama, N. Tsubota.
Radical sublobar resection for small-sized non-samall cell lung cancer: A multicenter study.
J Thorac Cardiovasc Surg, 132 (2006), pp. 769-775
[10]
W. Sienel, S. Dango, A. Kirchbaum, B. Cucuruz, W. Hörth, C. Stremmel, et al.
Sublobar resections in stage IA non-samll cell lung cancer: Segmentectomies result in significantly better cancer-related survival than wedge resections.
Eur J Cardio-thorac Surg, 33 (2008), pp. 728-734
[11]
F.J. Algar, A. Álvarez, A. Salvatierra, C. Baamonde, J.L. Aranda, F.J. López.
Predicting pulmonary complications after pneumonectomy for lung cancer.
Eur J Cardiothorac Surg, 23 (2003), pp. 201-208
[12]
Kopec SE, Irwin RS. Sequeleae and complications after pneumonectomy. Up to Date www.uptodate.com 2014
[13]
J. Deslauriers, P. Ugalde, S. Miro, D.R. Deslauriers, S. Ferland, S. Bergeron, et al.
Long-term physiological consequences of pneumonectomy.
Semin Thorac Cardiovasc Surg, 23 (2011), pp. 196-202
[14]
A. Gómez-Caro, S. García, N. Reguart, E. Cladellas, P. Arguis, M. Sánchez, et al.
Determining the appropiate sleeve lobectomy versus pneumonectomy ratio in central non-small cell lung cancer patients: An audit of an aggressive policy of pneumonectomy avoidance.
Eur J Cardiothorac Surg, 39 (2011), pp. 352-359
[15]
J.F. Berthet, M. Paradela, M.J. Jiménez, L. Molins, A. Gómez-Caro.
Exteded sleeve lobectomy: One more step toward avoiding pneumonectomy in centrally located lung cancer.
Ann Thorac Surg, 96 (2013), pp. 1988-1997
[16]
J.F. Berthet, M. Boada, M. Paradela, L. Molins, S. Matecki, C.H. Marty-Ané, A. Gómez-Caro.
Pulmonary sleeve resection in locally advanced lung cancer with cryopreserved allograft for pulmonary artery replacement.
J Thorac Cardiovasc Surg, 146 (2013), pp. 1191-1197
[17]
V. Joshi, J. McShane, R. Page, M. Carr, N. Mediratta, M. Shackcloth, et al.
Clinical upstaging of non-small cell lung cancer that extends across the fissure: Implications for non-small cell lung cancer staging.
Ann Thorac Surg, 91 (2011), pp. 350-353
[18]
Y. Ohtaki, T. Hishida, J. Yoshida, C. Ishi, A. Kawase, K. Aokage, et al.
The clinical outcome of non-small cell lung cancer patients with adjacent lobe invasion: The optimal classification according to the status of the interlobar pleura at the invasion point.
Eur J Cardiothorac Surg, 43 (2013), pp. 302-309
Copyright © 2014. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.