Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 52. Núm. 10.
Páginas 538 (Octubre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 52. Núm. 10.
Páginas 538 (Octubre 2016)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.arbres.2016.02.015
Acceso a texto completo
Derrame pleural eosinofílico secundario a síndrome hipereosinofílico idiopático
Eosinophilic pleural effusion as a manifestation of idiopathic hypereosinophilic syndrome
Visitas
2539
Jorge Lima Álvareza,
Autor para correspondencia
, Nicolás Peña Griñána, Isabel Simón Pilob
a Unidad de Neumología, Hospital Universitario Virgen de Valme, Sevilla, España
b Unidad de Hematología, Hospital Universitario Virgen de Valme, Sevilla, España
Este artículo ha recibido
2539
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Director:

Se entiende por derrame pleural (DP) eosinofílico (DPE), aquel en el que se encuentra un porcentaje de eosinófilos mayor del 10% de la celularidad del líquido pleural (LP). En las series publicadas sobre DP, el DPE está en torno al 7,5%1,2. La presencia de aire o sangre en el espacio pleural, de forma global, es la causa más frecuente de DPE. De las etiologías conocidas, las más frecuentes son las neoplasias. Por otro lado, el síndrome hipereosinofílico idiopático (SHEI) constituye un grupo heterogéneo de trastornos que consisten en la asociación de hipereosinofília, definida como un recuento absoluto de eosinófilos mayor de 1,5×109/l o >1.500cél/μl, en 2 muestras consecutivas separadas un mes, asociada a daño orgánico inducido por eosinófilos, habiendo excluido otras causas de hipereosinofilia.

Estudiamos el caso de un varón de 25 años con DP bilateral (fig. 1). El hemograma mostró cifras de eosinófilos de 3.500mm3, el 26% del total de leucocitos con valores similares en analíticas previas. El LP presentaba inicialmente un aspecto turbio, características de exudado, con niveles de glucosa de 64mg/dl y con niveles de adenosina desaminasa de 27,7U/l. El estudio citológico del LP mostró ausencia de células neoplásicas, y celularidad inflamatoria de predominio agudo, con abundantes eosinófilos (50-60% de la celularidad total). El cultivo del mismo fue negativo para bacterias, micobacterias y hongos. La ecocardiografía no mostraba derrame pericárdico ni datos de miocardiopatía infiltrativa. Se hizo estudio para descartar causas secundarias de hipereosinofílias, con resultados negativos, y tras un amplio estudio por parte de hematología, fue diagnosticado de SHEI. Con prednisona a dosis de 1mg/kg hubo una respuesta favorable. Inicialmente remitió la eosinofília en sangre periférica y, posteriormente tras 7 meses, el DP. En un LP normal el porcentaje de eosinófilos es bajo (menor del 1%). Niveles elevados pueden deberse a múltiples causas. Las causas más frecuentes de DPE son los derrames neoplásicos (entorno al 30-34%1,2) los paraneumónicos y los tuberculosos. Otras posibles etiologías son el asbesto, algunos fármacos, las infecciones por parásitos y el síndrome de Churg-Strauss. Y menos frecuentes, las infecciones por virus y la embolia pulmonar3. Existen pocos datos acerca del DPE secundario a SHEI o a otras causas diferentes a las mencionadas. Prueba de ello son los pocos casos descritos hasta el momento4. La particularidad de nuestro paciente es que su forma de inicio es únicamente como un DPE recidivante. En uno de los casos publicados, el paciente presentaba hepatoesplenomegalia y ascitis junto a DP bilateral y, a diferencia de nuestro enfermo, tuvo un desenlace fatal. En el otro paciente, junto al DPE bilateral se advirtieron lesiones cutáneas que resultaron ser secundarias a una vasculitis5.

Figura 1.

TAC de tórax mostrando derrame pleural bilateral y ausencia de afección pulmonar.

(0,06MB).

En DPE sin causa aparente puede estar indicando la presencia de un SHEI. La eosinofilia en sangre periférica y aún en ausencia de otros hallazgos debería ponernos en la pista de esta entidad. Trabajar conjuntamente con hematología es necesario para confirmar la etiología del mismo.

Bibliografía
[1]
L. Ferreiro, E. San José, F.J. González-Barcala, J.M. Álvarez-Dobaño, A. Golpe, F. Gude, et al.
Eosinophilic pleural effusion: Incidence, etiology and prognostic significance.
Arch Bronconeumol, 47 (2011), pp. 504-509
[2]
R. Krenke, J. Nasilowski, P. Korczynski, K. Gorska, T. Przybylowski, R. Chazan, et al.
Incidence and aetiology of eosinophilic pleural effusion.
Eur Respir J, 34 (2009), pp. 1111-1117
[3]
R. Light.
Clinical manifestations and useful test.
Pleural diseases, 4th ed., pp. 48-50
[4]
N.C. Okafor, A.A. Oso, A.C. Oranu, S.M. Wolff, J.J. Murray.
Eosinophilic pleural effusion: A rare manifestation of hypereosinophilic syndrome.
Case Rep Med, 2009 (2009), pp. 635309
[5]
J.F. Cordier, M. Faure, C. Hermier, J. Brune.
Pleural effusions in an overlap syndrome of idiopathic hypereosinophilic syndrome and erythema elevatum diutinum.
Eur Respir J, 3 (1990), pp. 115-118
Copyright © 2016. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.