Journal Information
Vol. 45. Issue 6.
Pages 307-308 (June 2009)
Share
Share
Download PDF
More article options
Vol. 45. Issue 6.
Pages 307-308 (June 2009)
Full text access
Rendimiento diagnóstico del cultivo de micobacterias en derrames pleurales de origen tuberculoso
Diagnostic Yield of Culture for Mycobacteria in Tuberculous Pleural Effusions
Visits
...
Ramiro López-Medranoa, Carlos Fuster Foza, Carmen Raya Fernándeza
a Sección de Microbiología, Hospital El Bierzo, Ponferrada, León, España.
Article information
Full Text
Bibliography
Download PDF
Statistics
Full Text
Sr. Director:

Una de las causas de derrame pleural más comunes en nuestro medio es la tuberculosis pulmonar. Sin embargo, a veces no resulta sencillo confirmar su origen tuberculoso. La técnica confirmatoria de referencia, junto con la biopsia pleural, continúa siendo el cultivo microbiológico del líquido remitido al Laboratorio de Microbiología, donde con frecuencia se siembra en medios de cultivo convencionales y, además, en medios específicos para micobacterias. Clásicamente las expectativas de crecimiento de micobacterias han sido bajas1, con porcentajes de aislamiento muy variables, entre un 8,5%2 y un 35%3 según los estudios, aunque en nuestro medio no están claramente establecidos.

Para conocer el rendimiento de esta técnica en nuestro medio, en el Laboratorio de Microbiología del Hospital El Bierzo hemos realizado un estudio retrospectivo que comprende todas las muestras de líquido pleural con solicitud de tinción y cultivo de micobacterias en un período de 17 años (1992–2008). Se recibieron en total 1.440 muestras de líquido pleural procedentes de diferentes pacientes. Las muestras se centrifugaron y con el sedimento se realizó tinción fluorescente y siembra en medios de Löwenstein-Jensen y Coletsos. Tras la incorporación del cultivo de micobacterias automatizado en medio líquido a nuestra práctica habitual, a partir de 2002 se inoculó además un frasco de medio líquido por muestra.

El rendimiento de la tinción fluorescente fue muy bajo (0,0007%), resultando positiva en tan sólo una ocasión. Considerando conjuntamente los medios sólidos y líquidos, el cultivo de micobacterias fue positivo en 36 ocasiones, lo que constituye un 2,5% de todos los líquidos pleurales recibidos para cultivo de micobacterias (tabla 1). En la mayoría de los casos (64%) el crecimiento de colonias se produjo entre la segunda y quinta semanas de incubación en medios sólidos. En 5 ocasiones hubo que esperar hasta la octava semana de incubación para obtener crecimiento de tan sólo 2 o 3 colonias. El crecimiento de colonias fue en general muy escaso, ya que en un 28% de los casos sólo creció una colonia y en un 50% el número de colonias fue inferior a 10. Este hecho, aparentemente intrascendente, retrasó el proceso de identificación, la elaboración del antibiograma y el envío de las pruebas de sensibilidad al clínico. Hay que resaltar el hecho de que en la mayoría de los pacientes el líquido pleural fue la única muestra respiratoria en que se obtuvo crecimiento de Mycobacterium tuberculosis y, por lo tanto, en casi todos ellos el cultivo de las muestras de esputo y de otras muestras respiratorias fue negativo.

Tabla 1. Resultados de la tinción y aislamiento de Mycobacterium tuberculosis en muestras de líquido pleural recibidas en el Hospital el Bierzo en un período de 17 años (1992–2008)

N%
N.o total de líquidos pleurales1.440100
N.o de baciloscopias positivas10,0007
N.o de cultivos positivos362,5
Crecimiento de una sola colonia1028
Crecimiento<10 colonias1850
Crecimiento entre semanas 2 y 52364
Crecimiento en la semana 8514








La incorporación de la incubación automatizada de los medios líquidos a la práctica habitual ha permitido reducir los tiempos de incubación de M. tuberculosis. Sin embargo, al partir de un escaso número de bacterias en líquido pleural, los tiempos de detección son en general mayores que para otro tipo de muestras respiratorias.

A modo de conclusión queremos señalar que el cultivo para micobacterias del líquido pleural en un derrame de probable etiología tuberculosa ofrece por sí solo un bajo rendimiento diagnóstico, debido al bajo número de micobacterias presentes en el líquido pleural. Debería acompañarse, siempre que fuera posible, de la biopsia pleural dirigida, que obtiene mayores porcentajes de aislamiento4. Aunque para la decisión diagnóstica y terapéutica inicial son más útiles otros parámetros, como la determinación de la adenosindesaminasa o de interferón en líquido pleural, el cultivo es el único método que permite confirmar el diagnóstico y conocer la sensibilidad a los tuberculostáticos de la cepa aislada.

Autor para correspondencia.

Ramiro López-Medrano

Dirección: ramirozlm@terra.es

Bibliografía
[1]
Villena V, Ferrer J, Hernández L, De Pablo A, Pérez E, Rodríguez F..
Diagnóstico y tratamiento del derrame pleural..
Arch Bronconeumol, 42 (2006), pp. 349-372
[2]
Valdés L, Álvarez D, San José E, Penela P, Valle JM, García-Pazos JM..
Tuberculous pleurisy: a study of 254 patients..
Arch Intern Med, 158 (1998), pp. 1967-1983
[3]
Manejo del derrame pleural tuberculoso. Boletín de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica de Chile [revista electrónica]. 1996;26:1967-1983.[[consultado 03/05/2008]. Disponible en: http://escuela.med.puc.cl/pub/boletin/PatologiaPleural/ProblemasAtencion.html]
[4]
Caminero JA, Casal M, Ausina V, Pina JM, Sauret J. Diagnóstico de la tuberculosis. Normativas de la Sociedad Española de Patología Respiratoria (SEPAR) [consultado 03/05/2008]. Disponible en: http://www.separ.es/normativas.
Archivos de Bronconeumología

Subscribe to our newsletter

Article options
Tools

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?