Journal Information
Vol. 10. Issue 4.
Pages 157-159 (October 1974)
Share
Share
Download PDF
More article options
Vol. 10. Issue 4.
Pages 157-159 (October 1974)
Full text access
La broncofibroscopia en el tratamiento de las atelectasias pulmonares
Visits
13868
B.. Massota, F.. de la Callea, A.. Lactariaa, A.. Mayola
This item has received
Article information
Abstract
Full Text
Download PDF
Statistics

Los autores presentan los resultados obtenidos en 10 casos de atelectasia pulmonar de diferenté etiología. La broncofibroscopia aspirativa se muestra tan eficaz como la broncoscopia clásica. Su fácil manejo permite su práctica precoz y en enfermos crónicos con broncopatía severa.

Full Text

originales

Residencia Sanitaria de la Seguridad

Social. Servicio de Medicina Interna

(Dr. R. Pérez Sote/o) Palma de Mallorca

LA BRONCOFIBROSCOPIA EN EL TRATAMIENTO

DE LAS ATELECTASIAS PULMONARES

B. Massot*, F. de la Calle**, A. Ladaria* y A. Mayal*

Introducción

La broncoscopia clásica se ha venido

utilizando desde hace años como

método terapéutico en enfermos que

presentaban atelectasias debidas a tapones

mucosos en alguna parte del

árbol traqueobronquial'. En general.

y debido a que esta técnica requiere

comúnmente de anestesia general,

se reservaba a casos concretos de enfermos

sin afectación importante de

la función respiratoria ya que la morbilidad

es digna de reseñar.

La broncofibroscopia ofrece, en

cambio, una mayor seguridad al efectuarse

con anestesia local y con el

enfermo en decúbito supino o en posición

de sentado. Presenta asimismo

la ventaja de poderse realizar sin peligro

en enfermos intubados y con clara

afectación de la función respiratoria.

Material y métodos

1. Técnica de la broncofibroscopia

Hemos practicado estas exploraciones

con el broncofibroscopio marca

* Médicos Residentes del Servicio

** Jefe Clínico del Servicio

(65)

Olimpus modelo BF 5B2. Las características

del aparato no se exponen en

éste por estar ampliamente descritas

en la literatura2

3

Aunque la vía de introducción

aconsejada por algunos autores es la

nasal. nosotros, después de llevar

realizadas unas quinientas broncofibroscopias

preferimos introducirlo

por boca previa nebulización de la

Fi9. l. Caso A. Ate/

ectasia total izquierda.

faringe con anestesia local y con la

ayuda del laringoscopio. Hemos desechado

el tubo endotraqueal pues es

mucho más molesto para el paciente.

Normalmente colocamos al enfermo

en decúbito supino situándose el explorador

a su cabecera, bien en la

mesa de exploración o en la propia

cama del paciente; la visión en estos

casos es, pues, directa. Si el enfermo

157

ARCHIVOS DE BRONCONEUMOLOGIA. VOL. 10. NUM. 4, 1974

Fig. 2. Caso A. Inmediatamente después de la broncoaspiración. Fig. 3. Caso A. A las 48 horas. Radiografia normal.

no tolera el decúbito la exploración es

practicada en posición sentado estando

el explorador frente a él.

Si el paciente estuviera intubado o

con cánula de traqueotomia, el broncofibroscopio

puede ser introducido

por estas vías con toda tranquilidad.

Por el canal interior del aparato

que tiene dos milimetros de diámetro

se introduce la sonda que acompaña

al modelo por la que se instila anestesia

o líquidos para conseguir disolver

secreciones que fueran espesas y no

pudieran pasar por dicha cánula•.

Usamos suero salino isotónico para

disgregar dichas mucosidades que se-

158

rán succionadas con cualquier buen

aparato de aspiración; ésta deberá

ser intermitente y no tan intensa que

atraiga la mucosa bronquial. Normalmente

no será necesario utilizar una

cantidad superior a 50 ce de solución

salina para conseguir una buena limpieza

bronquial. El canal descrito permite

asimismo el suministro de oxígeno

si así lo requiere el estado del

paciente.

2. Pacientes

Este trabajo se basa en 1 O pacientes

con atelectasia que requirieron un to-

Fig. 4. Caso B. Ate/

ectasia parcial pulmón

izquierdo.

tal de 12 exploraciones terapéuticas.

Los limites de edad oscilaron entre

21 y 71 años. Todos eran del sexo

masculino.

El diagnóstico de atelectasia se

hizo roentgenológicamente a través

de los signos clásicos radiológicos y

criterios siguientes:

l.º Aumento de la densidad.

2.0 Desplazamiento de las fisuras

interlobares.

3.0 Elevación de los hemidiafragmas

correspondientes.

4.0 Retracción mediastínica.

Ningún paciente sospechoso de tumor

bronquial o embolismo pulmonar

fue incluido en la práctica de la

exploración para este estudio.

El control postendoscopia fue realizado

radiológicamente, inmediatamente

después y a las 24 horas de finalizada

la exploración.

Causa y situación clínica

Atelectasias postquirúrgicas: 2

Atelectasias postaspiración: 1

Infección broncopulmonar aguda: 4

Bronquitis crónica: 3

11Jcalizaciones y áreas afectadas

Atelectasia total pulmón derecho: 2

Atelectasia total pulmón izquierdo: 1

Atelectasia lobal inferior derecha: 2

Atelectasia lobar medio: 1

Atelectasia lobar inferior

izquierda: 3

Atelectasia lingula: 1

En dos pacientes fue necesario la

repetición de la broncofibroscopia de-

(66]

B. MASSOT Y COLS. - LA BRONCOFIBROSCOPIA EN EL TRATAMIENTO

DE LAS ATELECTASTAS PULMONARES

Fig. 5. Caso B. Inmediatamente después de la aspiración. Fig. 6. Caso B. A las 48 horas del aspirado. Radiograjia normal.

bido a recaídas sufridas en la misma

zona.

Como vemos, los lóbulos inferiores

fueron los más afectados.

En cuatro pacientes la mucosa estaba

evidentemente inflamada y las

mucosidades eran purulentas. En el

resto el aspecto de las secreciones era

blanquecino.

La mejoría clínica se evidenció

en todos los pacientes después de

realizada la técnica. Se valoró la me

joría por auscultación y por la disminución

de la dificultad respiratoria.

La mejoría radiológica fue significativa

ya desde el primer control; se

observó en ocho pacientes una desaparición

total de los signos de atelectasia

a las 24 horas de la endoscopia.

La iconografía que se representa

corresponde a dos casos de atelectasia

total .del pulmón izquierdo debida

a tapones mucosos. Las figs. l y 4

corresponden a las radiografías de los

pacientes antes de la broncofibroscopia;

las n.0 2 y 5 son las realizadas

inmediatamente después de practicada

la técnica y las n.0 3 y 6 a las radiografías

que se hícieron a las 24 horas.

Como se observa claramente en

estos dos casos la mejoría radiológica

fue espectacular.

Hubo dos pacientes que requirieron

nueva endoscopia; aunque inicialmente

existió buena evolución

radiológica y las mucosidades aspiradas

eran importantes, al día siguiente

no era patente la mejoría; fue necesario

practicar nueva aspiración a las

48 horas por recaída atelectásica en

la misma zona.

[67]

De estos pacientes hubo un exitus

a las 60 horas de la exploración; la

necropsia no reveló tapón en el bronquio

afecto. Dicho paciente presentó

un accidente cerebrovascular agudo.

En los casos que fue necesario emplear

gran cantidad de solución calina

isotónica observamos en los controles

posteriores un velamiento difuso

en el área afecta consecuente a la

alveolización del líquido instilado.

Este velamiento fue reduciéndose pogresivamente

hasta su total desaparición

en el plazo de 3 6-40 horas.

Comentarios

Consideramos que el broncofibroscopio

a pesar del pequeño diámetro

de su e.anal es muy eficaz en la aspiración

de secreciones.

El uso de la solución salina isotónica

fue muy útil en la disolución de

las secreciones permitiéndose así una

mejor limpieza bronquial.

En alguna ocasión, y como consecuencia

del choque de la mucosa con

el broncofibroscopio al realizar la

aspiración, aparecieron pequeñas erosiones

en la mucosa que son evitables

dirigiendo el extremo distal hacia el

centro de la luz bronquial y con aspiración

intermitente.

La mejoría radiológica, fue patente

desde el primer momento en el 80 %

de los casos. La mejoría clínica también

fue significativa aunque algunos

enfermos eran crónicos siendo dificil,

por tanto, su evaluación.

Creemos que la broncofibroscopia

tiene un importante papel como terapéutica

en los. casos de atelectasias

pulmonares debidas a tapones mucosas

usada precozmente, incluso en enfermos

graves debido a que su tolerancia

es muy buena.

Resumen

Se presentan 10 casos de atelectasias

pulmonares resuletas mediante

aspiración con el broncofibroscopio.

Los autores proponen este método

de aspiración en atelectasias precoces

y lo prefieren a la broncoscopia clásica

como método rutinario.

Surnrnary

BRONCHOFIBROSCOPY I~ THE

TREATMENT OF ATELECTASIS

Ten cases of atelectasis, resolved

by aspiration with a bronchofibroscope,

are presented.

The authours propose this method

of aspiration in precocious atelectasis,

and prefer thís method, as a routine

method, to that of classic bronchoscopy.

BIBLIOGRAFIA

1. URSCHEL, HC., PAULSON, DL. y SHAW

RR: Mucoid impaction of the bronch i. Ann

Thorac Surg., 2: 1, 1966.

2. IKEDA. S.: Flexible bronchofiberscope.

Keio l. Med. 17: 1, 1968.

3. WANNER, A. .. AMIKAN, B. y SACKNER,

MA.: A technique for bedside bronchofiberscopy.

Chest. 61: 287. 1972.

4. WANNER, A. y LANDA, T.F.: Bedside

Bronchofiberscopy for atelectasis and lung

abces. Jama. 224: 9, 1.281, 1973.

5. RATH, G.S. y SCHAFF, I.T.: Flexible

fiberoptic bronchoscopy. Chest. 63: 689, 1973.

159

Archivos de Bronconeumología
Article options
Tools

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?