Archivos de Bronconeumología Archivos de Bronconeumología
Arch Bronconeumol 2017;53:42 - Vol. 53 Núm.1 DOI: 10.1016/j.arbres.2016.12.001
Obituario
Fernando Lahoz Navarro
Jaime Martínez González-Río, , Pedro Martín Escribano
Servicio de Neumología, Instituto Nacional de Silicosis, Oviedo, Asturias, España

Fernando Lahoz Navarro se formó con Don Carlos Jiménez Díaz, del que su padre era un directo colaborador, y durante 2 años estuvo en Estados Unidos con el Profesor André Cournand, Premio Nobel, en su Servicio del Columbia-Presbyterian Medical Center en Nueva York; su estancia allí fue crucial para la introducción práctica de la fisiopatología respiratoria en España a través de la SEPAR.

A su vuelta a Madrid, su unidad en la entonces recientemente creada Clínica de la Concepción abarcaba inicialmente toda la enfermedad respiratoria, siendo pionera en nuestro país, especialmente, en el desarrollo del estudio inmunológico del asma bronquial y sobre todo, gracias a su formación americana, en los conocimientos y técnicas de fisiopatología y terapéutica respiratorias; logró montar un primer aparato de Van Slyke para hacer gasometrías sanguíneas y un equipo para medir difusión pulmonar, e incorporó un respirador Benett, con lo que el manejo de la insuficiencia respiratoria se empezó a hacer sobre bases diagnósticas y terapéuticas sólidas. Firmemente decidido a impulsar en nuestro país el rigor científico y la seriedad organizativa y veraz anglosajona, y disfrutando de ambas en su propio ambiente de la Clínica de la Concepción, creó un grupo de personas y unas condiciones de trabajo óptimas para desarrollar el más alto nivel de rendimiento médico, docente e investigador. Todo ello fue ampliamente reconocido en nuestro país y estimado con la más alta cualificación en ambientes científicos internacionales.

Fue uno de los firmantes del acta fundacional de nuestra sociedad, en la antigua Dirección General de Sanidad-Sección del Patronato Antituberculoso. Destacamos de su Presidencia de SEPAR (1971-1972) la introducción del actual procedimiento de elección de presidentes directamente por la Asamblea General de socios.

Siempre fue muy destacada su participación en todas las reuniones y congresos de la sociedad. Sus trabajos fueron durante mucho tiempo modelo para todos, exponiendo resultados de estudios bien diseñados, expresados exacta y concisamente, y presentados en cuidadas diapositivas, realizadas según técnica exclusiva de la Fundación Jiménez Díaz en texto blanco sobre un precioso fondo azul.

Nos permitimos reproducir, para mostrar otro aspecto de su personalidad, lo que dijo en su participación en el XXX Congreso de nuestra sociedad: «…habría que añadir algo muy importante, cordialidad. Tener una relación humana buena que uniera la tolerancia a la crítica constructiva, que permitiera la discusión científica dentro de un tono amistoso; que las reuniones y congresos sirvieran para intercambio de conocimientos e ideas, pero también para conocernos mejor y ser más amigos o hacer amigos nuevos ¡Cuanto insistía el Dr. Coll Colomé en fomentar y preservar este aspecto humano de nuestra SEPAR!».

Descanse en paz uno de nuestros verdaderos maestros.

Autor para correspondencia.
Arch Bronconeumol 2017;53:42 - Vol. 53 Núm.1 DOI: 10.1016/j.arbres.2016.12.001