Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 48. Núm. 9.Septiembre 2012
Páginas 305-346
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 48. Núm. 9.Septiembre 2012
Páginas 305-346
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.arbres.2012.03.005
Acceso a texto completo
Granuloma pulmonar hialinizante
Pulmonary Hyalinizing Granuloma
Visitas
6636
Loubna Boutayeb??
Autor para correspondencia
lboutayeb@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Miriam Gené-hijós, Emilio Mayayo
Servicio de Patología, Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII, Universidad Rovira i Virgili, Tarragona, España
Este artículo ha recibido
6636
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Sr. Director:
Texto Completo

El granuloma pulmonar hialinizante es una enfermedad pulmonar poco frecuente. Su etiopatogenia es desconocida, aunque podría estar asociada a un proceso autoinmune o infeccioso previo. El diagnóstico definitivo lo aporta el estudio histopatológico de la lesión. Describimos el caso de un paciente con antecedente de tuberculosis y con una lesión nodular pulmonar orientada como proceso neoplásico metastásico.

Varón de 66 años, fumador de un paquete al día; entre los antecedentes patológicos de interés destacan tuberculosis en la infancia y linfadenitis granulomatosa necrotizante en un ganglio supraclavicular en el año 1997 con PCR negativa para micobacterias. En la actualidad acude a nuestro hospital por dificultad respiratoria y síndrome febril de unos días de evolución. En las pruebas de imagen se objetivó la presencia de un nódulo intraparenquimatoso en el lóbulo pulmonar inferior derecho que se orientó de proceso neoplásico. Se realizó resección quirúrgica, obteniendo una pieza de segmentectomía del lóbulo inferior derecho de 6×3cm de diámetros mayores. A la sección se observó una lesión nodular, de coloración blanquecina y de bordes bien delimitados, de 9mm de diámetro máximo. Microscópicamente era una lesión no encapsulada, de bordes bien definidos, constituida centralmente por láminas extracelulares, concéntricas, eosinófilas, rojo Congo negativo, que se disponían preferentemente alrededor de vasos sanguíneos de pequeño calibre (fig. 1). En la periferia de la lesión se identificaba una población linfocitaria reactiva formada por folículos linfoides con centros germinales reactivos (fig. 1). De forma parcheada, se observaban células gigantes multinucleadas, cuya presencia se relacionó con un proceso activo de la enfermedad. Las tinciones de PAS, Giemsa y Ziehl-Nielsen no identificaron microorganismos. Con estos datos, se emitió el diagnóstico de granuloma pulmonar hialinizante (GPH).

Figura 1.
(0,15MB).

Sección histopatológica con láminas concéntricas eosinófilas alrededor de vasos sanguíneos y área periférica en la que se observa componente linfoide reactivo.

Esta patología fue descrita por primera vez en el año 1977 por Engleman et al.1, quienes postulaban que el GPH representaba una respuesta inmune exagerada frente a procesos infecciosos como la tuberculosis y la histoplasmosis; asimismo demostraron que la mediastinitis esclerosante, la fibrosis retroperitoneal, la artritis reumatoide, la uveítis posterior y la papilitis ocular eran enfermedades asociadas al GPH porque presentaban todas la misma respuesta activa frente a agentes infecciosos. Schlosnagle et al.2 apoyaban esta teoría demostrando la presencia de diferentes anticuerpos y complejos inmunes circulantes en pacientes con GPH. Algunos autores3,4 relacionaron la presencia en la periferia de la lesión de proliferación linfocitaria reactiva con procesos linfoproliferativos como mieloma múltiple, linfoma y enfermedad de Castelman de tipo plasmocelular. Nuestro caso no presentó ninguna de estas patologías linfoides pero sí antecedentes de una tuberculosis en la infancia, lo que supondría que su etiología podría ser de tipo infeccioso. Las áreas de necrosis isquémica, cavitaciones, metaplasia ósea y calcificaciones son raras5. El 25% de los casos suponen un hallazgo casual en pacientes asintomáticos que presentan nódulos uni o bilaterales y cuyo tamaño no suele superar los 4cm de diámetro máximo. Su presentación como nódulo único, como el presente caso, es poco frecuente, motivo por el cual muchas veces se llega a malinterpretarlo como nódulo solitario metastásico. Tanto el estudio histológico como el inmunohistoquímico nos ofrecen datos suficientes para diferenciarlos.

Dentro de los tumores primarios intraparenquimatosos que se presentan como lesiones nodulares podemos destacar el tumor fibroso solitario, que es de localización subpleural y muestra positividad para CD34 y BCL-2, y el tumor miofibroblástico inflamatorio, que suele afectar primero la pleura y posteriormente el mediastino adyacente. Presenta histológicamente una proliferación celular con diferenciación miofibroblástica e infiltrado inflamatorio crónico, distribuidos en un estroma densamente esclerosado parecido al GPH, aunque en este último el estroma está constituido por láminas concéntricas hialinizadas. Dentro de las patologías benignas que se presentan como nódulos intraparenquimatosos, la más destacable es la amiloidosis pulmonar nodular: presenta características histológicas similares a nuestro a caso pero clínicamente no se extiende al mediastino. Aunque a veces el GPH puede presentar positividad a la tinción de rojo Congo, al igual que la amiloidosis, Guccion et al.4 demostraron un aspecto fibrilar del depósito de amiloide a la microscopia electrónica, a diferencia del GPH, que es más denso y homogéneo. Existen otras patologías pulmonares benignas que se pueden incluir en la amplia lista de diagnóstico diferencial, pero cada una de ellas se caracteriza por presentar clínica y características histológicas específicas; entre ellas podemos citar la enfermedad pulmonar nodular reumatoide, la granulomatosis de Wegener, la sarcoidosis, la histoplasmosis y, por último, el granuloma pulmonar eosinófilo o la granulomatosis de células de Langerhans.

En resumen, el GPH es una patología pulmonar poco frecuente que se debe incluir dentro de la gran variedad de lesiones pulmonares tanto benignas como malignas. La sintomatología es poco específica, la evolución es lenta y su probable asociación con otras enfermedades nos obliga a realizar el estudio histopatológico para el correcto diagnóstico de esta enfermedad.

Bibliografía
[1]
P. Engleman, A.A. Liebow, P.J. Gmelich
Pulmonary hyalinizing granuloma
Am Rev Respir, 115 (1977), pp. 977-1008
[2]
D.C. Schlosnagle, I.J. Check, C.W. Sewell, A. Plummer, R.M. York, R.L. Hunter
Immunologic abnormalities in two patients with pulmonary hyalinizing granuloma
Am J Clin Pathol, 78 (1982), pp. 231-235
[3]
Y. Ren, E.A.N. Raitz, K.R. Lee, S.K. Pingleton, O. Tawfik
Pulmonary small lymphocytic lymphoma
Chest, 120 (2001), pp. 1027-1030
[4]
J.G. Guccion, P.K. Rohatgi, N. Saini
Pulmonary hialinizing granuloma, electron microscopic and immunologic studie
Chest, 85 (1984), pp. 571-573
[5]
J. Ramirez, J.B. Mehta, R.A. Taylor, R.P. Byrd Jr., T.M. Roy
Symptomatic pulmonary hyalinizing granuloma
South Med J, 91 (1998), pp. 867-869
Copyright © 2012. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?